Día de los Deportes.

Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Parece que insistimos en redundar en un tema como los deportes.

El deporte es, en primer lugar, algo necesario para vivir, para ser feliz simplemente. Practicar algún deporte, al menos el deporte de caminar, no es solamente porque los médicos nos piden que caminemos, sino que practiquemos un deporte para sentirnos bien.

El deporte también hace parte de la diversión de los pueblos y se paga por ello. Se organizan para que se conviertan en una diversión y de ahí la competencia de por sí necesaria, la cual logra que los pueblos también se sientan identificados con aquellos que son sus mejores deportistas.

No podemos negar que en la actualidad -en los deportes-, el acento está muchas veces colocado en los dineros que se pagan y que se reciben, de tal manera es así que ya para muchos el signo del deporte es igual al signo de peso, y en esto evidentemente también tenemos que cuidarnos.

El día de los deportes es para recordar al deporte como algo necesario en la vida; es también para ir corrigiendo lo que nosotros vamos haciendo. Cuando los deportes se degradan y se cae en que lo principal es el dinero, terminarán cayéndose.

En el deporte se gana dinero y no está hecho para eso; el deporte está hecho como un valor humano, por eso celebramos el Día de los Deportes, porque es un valor humano; no celebramos los deportes porque en ellos se pueda ganar mucho dinero, sino porque el deporte es un factor y un valor humano.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.